febrero 3 2020

ATRÉVETE A SER FELIZ.

Al nacer, venimos para ser felices. Por alguna razón, en este camino por la vida, olvidamos quienes somos y a qué venimos. Nos perdemos entre deudas, facturas, responsabilidades, y terminamos creyendo que la vida es solo eso.

Estás aquí para ser feliz y esa responsabilidad no depende de otros. Depende de ti.

Nunca hagas lo que no amas. Nunca hagas lo que no quieres. Cambia tu pregunta. No preguntes si tienes que seguir con esta pareja, si tienes que trabajar en tal o mas cual cosa, si tienes que seguir con ese amigo o amiga que te traicionó. La pregunta tiene que ser:

¿Estoy expresando amor a través de esta pareja, a través de este trabajo, a través de esta profesión? ¿Estoy enriqueciendo mi vida con lo que estoy haciendo? ¿Estoy irradiando luz y felicidad?

La sociedad te hipnotiza con cosas que repites y repites. ¿Crees que hay que tolerar a la familia? ¿Crees que hay que continuar los dogmas, las obligaciones, las reglas que alguna vez te impusieron otros porque a ellos les dió resultado y tú sigues por educación? ¿Y después preguntas por qué estoy deprimido?

Nos equivocamos, erramos, nos atrevemos, buscamos fuera cuando, en realidad, la respuesta está aquí dentro. Sé tú mismo. ¿Qué quieres? Atrévete a ser feliz desde dentro y afuera todo se alineará para apoyar esa elección de felicidad sin límites.

Si entregas amor, recibirás amor. Dios es amor. Con amor y por amor has sido creado… ¿Por qué no entregar amor?

¿Le vas a hacer caso a una sociedad demente que crea guerras, que contamina el ambiente para su desarrollo, que separa familias, paises, que nos separa en religiones o grupos políticos…? No hay objetos de amor más valiosos que otros. La sociedad dice que hoy valemos más que los animales cuando, en realidad, debemos aprender de ellos. Hay sociedades que aún dicen que los negros valen menos. Eso es racismo. Que los hombres valen más que las mujeres. Eso se llama machismo. que un país vale más que otro. Eso es regionalismo. También tú te puedes contagiar con esa enfermedad del «…ismo». Te puedes contagiar por y con las sociedad, pero también te puedes recuperar y se feliz. La sociedad solo quiere saber cómo piensas para que puedas ser manipulable.

Si haces lo que amas, no solo tú te beneficias, el universo se beneficia, las personas a tu alrededor, si no están alineados con tus pensamientos, se alejarán. Piensa por un momento: ¿Por qué los ricos siempre están juntos? ¿Por qué las personas que hacen daño se atraen? ¿Alguna vez has visto o vivido una amistad o relación entre un optimista y un pesimista?

Si haces lo que amas, el que esté a tu lado o llegue a tu vida se beneficiará porque entregas amor, y como todo lo que das se te devuelve con creces, entonces, recibirás amor. La vida es descubrir lo que amamos y ponernos en marcha. Comienza por ti. Comienza tú por dar el primer paso. La vida es bella. Solo tienes que atreverte a experimentarlo.

Si quieres recibir más información sobre nuestros posts…

Subscribete:



Copyright 2019. All rights reserved.

Publicado 3 febrero 2020 por Gustavo in category "Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.