diciembre 12 2019

MIEDO DE FRACASAR.

fracasar

Cuando un lector se subscribe, antes de cerrar el proceso, le hago una última pregunta.
Hoy analizaremos una de ellas.

MIEDO DE FRACASAR.

En Estados unidos hay una carretera muy famosa. Todos la conocen. Es la Route 66. En el desierto de Arizona, a los lados de esta carretera solo hay postes de electricidad. No hay tráfico, dos carriles, uno de ida, otro de regreso. Todos se preguntan por qué, con tanto espacio que hay, cuando ocurre un accidente, todos los carros chocan con los postes eléctricos.

¿Por qué ocurre esto?

La respuesta es sencilla. En la mente de todos los conductores de los accidentes está la frase «¡¡¡AL POSTE NO!!!» y es allí a donde van. Es tan fuerte su intención, tan fuerte son sus pensamientos, tan fuerte es su enfoque, que al poste es donde primero van a parar.

Otro ejemplo:

Mi licencia de conducir.

Hace un tiempo saqué mi licencia de conducir motocicletas. En las clases, cursos, videos online, donde quiera que buscas información, una y otra vez te repiten que a donde va la mirada, allí va la motocicleta.

A nivel subconsciente nos enfocamos y atraemos eso que estamos pensando.
En tu caso, querido lector, es la imposibilidad de obtener lo que quieres. Ese pensamiento hace que recuerdes y revivas experiencias de fracasos pasados que no quieres volver a vivir, pues te provocan sentimientos de desilusión, debilidad, tristeza, incapacidad. Son sentimientos y experiencias que no quieres tener nuevamente en tu vida pero que inconscientemente alimentan cualquier emprendimiento que hagas. De esta manera, inconscientemente, le estas dando importancia a todos esos pensamientos.

En cambio, cuando tus pensamientos y experiencias son positivos, sientes tanta confianza en ti mismo que no cabe ni una mínima pizca de fracaso y te resulta fácil, o quizás menos engorroso, obtener tu meta.
Al igual que cuando quieres obtener algo nuevo. En este caso, también puedes pensar cuántas posibilidades se abren cuando ya tengas tu nuevo objetivo cumplido, e ir por él sin pensarlo.

Repito esto una y otra vez. Los hábitos y las costumbres son difíciles de eliminar pero no imposible. Es descubrir cuando estamos pensando en esos fracasos y miedos y tratar de cambiar el sentimiento que estos provocan con pensamientos positivos.

Por ejemplo:

¿Cómo me siento yo cuando obtenga lo que quiero? Al responderte la pregunta anterior sentirás como desaparecen los sentimientos negativos y te llenas de ímpetu y positivismo. Ese es el momento para salir a buscar lo que quieres, ese es el momento para dar pasos hacia esa meta que anhelas. Olvídate de tus pensamientos negativos y llénate de pensamientos positivos. Recuerda que el único que te detiene de obtener lo que quieres eres tu mismo.

Eso que quieres está ahí para ti.
SAL YA A BUSCARLO!!!

Si quieres recibir más información sobre nuestros posts…

Subscribete:



Copyright 2019. All rights reserved.

Publicado 12 diciembre 2019 por Gustavo in category "Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.