diciembre 9 2019

PASADO, PRESENTE Y FUTURO.

pasado presente futuro

El único momento que podemos vivir es ahora. Si quieres ser feliz vive hoy. Lo que hiciste o no hiciste ayer ya pasó. Y mañana ¿quién sabe que va a pasar? Esa es la mayor felicidad. El poder y el secreto de vivir hoy. Minuto a minuto.

¿Cómo el ahora puede contener el poder o el secreto de la felicidad?

El poder o secreto de la felicidad no está en el momento. Está en vivir el momento.

¿Sabes la diferencia entre la manera de actuar de un niño y un adulto? El niño vive de la felicidad y el adulto de los problemas. El niño vive el presente y lo disfruta. No piensa en lo que hizo o dejo de hacer ayer ni en lo que hará mañana. El niño vive hoy. El adulto no. Un adulto está en una fiesta y se encuentra con alguien conocido o no conocido y la conversación es:

-¿Qué tal, qué haces? O ¿en qué trabajas?

-Aquí, En la lucha…-

O algo mas cotidiano:

-En lo mismo con lo mismo.-

¿Se imaginan a un niño en una fiesta? Si un niño le dice a otro:

-¿Qué tal, qué haces?-

De seguro que la respuesta va a ser:

-¿Tu eres tonto? ¿No me ves? Estoy en una fiesta.-

Y si la conversación continúa y este niño, pregunta, no en qué trabajas porque obvio que no trabaja pero si pregunta,:

-¿A qué escuela vas? o ¿qué materia están impartiendo en tu escuela?-

Te aseguro que lo dejan solo en la fiesta.

¿Por qué pasa esto? Porque al niño no le interesa lo que hizo ayer ni lo que hará mañana. Al niño solo le interesa ahora y ahora es divertirse y ser feliz. Esa es la diferencia entre la manera de actuar del niño y el adulto.

Nuestra forma de pensar.

Siempre estamos dando valor a cosas que pueden ser fácilmente reemplazadas. Carros, joyas, aparatos de música, televisión, casas… pero hay algo que no puede ser reemplazado por ninguna de estas cosas y sin embargo no le damos el valor que merece. Es nuestro bien más preciado. Es nuestro presente. Y aún así lo malgastamos. ¿Por qué será que nuestro ahora le dicen igual que cuando te dan un regalo? A un regalo también le llamamos presente. ¿Te has preguntado por qué será? La respuesta es sencilla. Porque nuestro ahora es un regalo de vida. Un regalo de Dios. Pensar en el pasado o preocuparnos por el futuro nos hace olvidarnos del presente. Lo que tenemos ahora es todo lo que tenemos y lo que hacemos en este minuto es lo que hará que el próximo minuto sea diferente o no. Nunca recordamos años, meses, ni días. Nunca decimos:

-Recuerdo el día 18 de Septiembre a las 4:32 de la tarde cuando ocurrió…-

Siempre decimos:

-Recuerdo el momento en que estuve…-

Recordando «momentos».

Solo recordamos momentos. Si este momento, ahora, para ti es especial, la vida para ti es especial. Nunca habrá otro ahora. Nunca habrá otro hoy. Habrá el ahora y el hoy de la semana que viene o el mes que viene o el año que viene, pero este momento, este ahora ya habrá pasado. Por eso la vida consiste en coleccionar muchos «hoy», coleccionar «presentes», coleccionar «ahoras», coleccionar «momentos».

Como lo hacemos?

Viviendo este momento a plenitud, siendo feliz ahora, como soy y con todo lo que tengo. Agradeciendo por ser quien soy y agradeciendo lo que tengo. Quien vive el presente no tiene tiempo para lamentarse por su pasado ni preocuparse por su futuro.

Mi amigo el portero.

El portero de un equipo de fútbol está en el juego de clasificación para el mundial y a su equipo le toca jugar con un oponente mas débil.

Comienza el juego. El equipo que gane, jugará mañana contra el campeón.

A nuestro amigo no le preocupa porque sabe que va a ganar. El juego que le preocupa es el de mañana. Ese si será un juego fuerte pues le toca enfrentar al campeón.

GOOOOL!!! El equipo contrario le acaba de anotar el primero. El juego está 1-0. Que pasó? Como fué que me descuidé y dejé que me anotaran un gol así tan fácil? GOOOL!!! Le anotan el segundo por la parte izquierda del arco.

Nuestro amigo se recrimina por la cantidad de goles «tontos» que está anotando su contrario. Se pone ansioso. Si sigue así, perderá el juego. Su preocupación por algo que aún no ha ocurrido le hace desconcentrarse y es cuando se produce un pase del delantero izquierdo al central, este logra burlar al defensa, llega hasta la portería y GOOOOL!!!

Otra vez nuestro amigo recibe un disparo que entra en su portería. Le han hecho tres goles y él no sabe como ha sucedido.

Tanto que ha entrenado!!! Tantas veces que ha practicado para evitar esas posibilidades de gol, y ahora no entiende como ha podido suceder.

Cuando se da cuenta de lo que estaba ocurriendo, GOOOOL!!!! 4-0.

El árbitro principal suena su silbato anunciando el final el partido. Todo ha terminado. Nuestro amigo perdió el juego. No va a jugar mañana contra el campeón. Por lo tanto aquí terminó su añorado mundial.

Conclusión:

Por qué ocurre esto? Porque estamos acostumbrados a refleccionar sobre el pasado, preocuparnos por el futuro y al presente nunca le prestamos atención. Fíjense que les dije que estamos acostumbrados y yo me incluyo ahí porque a mi  también me enseñaron a pensar así. Por eso, como ya lo sé, cada vez que me descubro pensando así, trato de «cambiar el casete» y disfrutar mi presente. Las decisiones de hoy son las realidades de mañana. Debemos aprender a tomar las cosas cuando vienen y a dejarlas ir cuando se van.

Un filosofo francés del siglo XVI, Michel De Montaigne, escribió:

-Mi vida ha estado llena de terribles desgracias, la mayoría de las cuales nunca ocurrieron.-

Para muchos hoy es el mañana por el que se preocuparon ayer. ¿Y qué hay de diferente? Vivir el presente es la mejor manera de vencer las preocupaciones y los miedos. Cuando le preguntaron a Jesús como se debía orar, recitó el padre nuestro:

-El pan nuestro de cada día dánoslo hoy. No el pan de mañana, ni el de ayer, ni el de la semana siguiente, ni el del año próximo, tan solo el de hoy.-

La filosofía del día a día.

Quienes han sufrido las mayores tragedias han salido adelante con esta filosofía, y si funciona en los peores momentos, imagínate lo que logrará en los buenos tiempos. Solo viviendo en el momento presente, podemos crear el futuro que deseamos. Cada momento nos ofrece las opciones que van moldeando nuestro futuro. Si no vives el momento presente te perderás la mayoría de las experiencias y las oportunidades que se crucen en su camino. Así que nada más te sugiero que pienses en esto, reflecciones, y decidas tu como vas a vivir tu presente.

Si quieres recibir más información sobre nuestros posts…

Subscribete:



Copyright 2019. All rights reserved.

Publicado 9 diciembre 2019 por Gustavo in category "Sin categoría

2 COMMENTS :

  1. By Ruth on

    Hoy declaro estar en el presente. Son 6 30 am. Estoy afuera en mi patio, escucho los pájaros, veo el amanecer y siento que soy un regalo de Dios igual que la naturaleza. Todo está resuelto, todo está bien, en perfecto orden

    Responder
    1. By Gustavo Rodríguez (Autor del artículo) on

      Así es Ruth.
      Al igual que todo eso que ves, Dios te creó también a ti. Tan perfecta como esa naturaleza que tienes frente a tus ojos. Recuerda siempre que somos parte de ella y somos tan perfectos como ella. Solo la imperfección y las limitaciones habitan en nuestra mente.
      Saludos y Suerte

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.