enero 6 2020

PENSAR POR SÍ MISMO.

Pensar por si mismo

¿Alguna vez te has detenido o has detenido tus pensamientos y has decidido pensar sin ser influenciado por la sociedad, el que dirán o por los pensamientos de otra persona?

Hace muchos años aparecieron en este mundo unos seres muy conscientes y muy inteligentes y empezaron a vivir en él. Estos seres eran la raza humana. Tenían una consciencia y una inteligencia más elevada que el resto del mundo. Por tal motivo, se colocaron en el nivel más alto del reino animal. También, dentro de este grupo, surgieron otros que pensaron que, dominando a la mayoría de esta raza, la humana, tendrían el poder sobre ellos. Y así se crearon los líderes, los gobernantes, los dictadores y muchos más. No quiero decir que los líderes, gobernantes y dictadores son malos ni buenos. Solo quiero que te des cuenta de que para que ellos existan, tiene que existir personas como tú y como yo que los sigan. Si existen personas dispuestas a ser responsables y pensar por si mismas sin tener en cuenta ni ser influenciados por otros, menos seran sus seguidores. Ellos no podran dominar, ni ejercer poder sobre nuestros actos ni nuestra manera de pensar, si somos capaces de pensar y actuar con conciencia. Podemos seguirlos y tener en cuenta sus ideas, habitos y forma de convivencia pero sin que ello manipule quienes somos. Es facil no pensar y no ser responsables. Ahí fue cuando el ser humano aprendió a tener en cuenta a estas personas cada vez que se tomara una decisión. Al tenerlos en cuenta y llevarnos ciegamente por sus ideas y decisiones, aprendimos a ser menos responsables y a culpar a otros de nuestras propias acciones, muchas veces, sin saber la razón por la cual lo hacemos o decimos. Simplemente nos volvemos seguidores o repetidores de una idea por el mero hecho de que todos la dicen o la hacen.

¿Pero que pasa si dejas de pensar así y eres más consciente de lo que piensas, haces o dices? Muchas veces hablamos de libertad y nuevamente no sabemos o repetimos lo que escuchamos cuando, en realidad, la verdadera libertad es sentirte libre de pensar y expresar lo que sientes sin limitación ninguna y con mucho respeto. Recuerda que no debes hacer lo que no te gusta que te hagan. Pero aún así puedes sentir la libertad de hacer o decir lo que sientes.

Cuando piensas sin ser influenciado por nada eres libre. Tus pensamientos, libres de influencia, crean una acción. Tu acción crea un habito. Los habitos crean tu carácter y tu carácter crea tu futuro.

Para mí esa es la mayor libertad de ser humano. ¿Y para ti? ¿Qué crees? ¿Seguirás bajo la influencia de las ideas de otros o serás responsable de tus propias ideas?

Si quieres recibir más información sobre nuestros posts…

Subscribete:



Copyright 2019. All rights reserved.

Publicado 6 enero 2020 por Gustavo in category "Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.