julio 6

PRINCIPIO DE GESTACIÓN O LEY DE GÉNERO.

vivirtupresente.com

LEYES UNIVERSALES Y NATURALES. PRINCIPIO DE GESTACIÓN O LEY DE GÉNERO.

Parte VII.

El género está en todo. Todo tiene sus principios masculinos y femeninos. El género se manifiesta en todos los planos.

Esta Ley Universal sobre gestación y sexos opuestos se manifiesta en todo lo que nos rodea, no solamente en las personas y seres vivos, sino en minerales, plantas, átomos, electrones, polos magnéticos, etc.

Todo contiene elementos femeninos y masculinos. Para que se genere otro ser tienen que estar presentes estos dos elementos. Ambos aportan lo mejor de sí en el proceso de gestación.

Parte de las cualidades femeninas son: amor, paciencia, intuición. Entre las masculinas están: energía, lógica, intelecto, auto confianza. En toda mujer laten cualidades de un hombre, y en cada hombre las de una mujer.

La Ley de Género o Principio de Gestación afirma que hay un género y un proceso de gestación para todo. Lo masculino y femenino siempre está de manifiesto en la vida. No solo en el plano físico, sino que también en el plano mental e incluso en el espiritual.

En el plano físico, la Ley de Género se manifiesta como sexo. En los otros planos, no es tan esquemático y complicado, pero es la misma ley. Nada es posible si no existe esta ley o principio.

¿Cómo ocurre esta ley o principio?

Este Principio de Gestación o Ley de Género trabaja directamente en la generación y la creación. Toda persona, pensamiento, sentimiento o cosa, tiene los dos elementos de esta ley. Todo lo que es macho, contiene el elemento hembra en menor grado y todo lo hembra contiene el elemento macho.

En una sociedad donde estamos acostumbrados y enseñados a separar y degradar, este principio se divide en masculino y femenino, sin tener en cuenta que ambos se fusionan creando un todo único. Si quieres entender cómo funciona esta ley o principio, deberás alejarte de toda enseñanza o práctica que tiende a separar y llevar esta teoría hacia la lujuria y la perversión de los principios de la naturaleza y del ser.

Cuando hablamos de sexo nos referimos a la diferencia que existe exteriormente entre el macho y la hembra en el gran plano físico.

En los planos más elevados, la Ley de Género toma formas elevadas, pero cada ser contiene en sí mismo los dos elementos de esta ley.

Toda verdad o conclusión siempre es simple, sencilla y natural. Nosotros, acostumbrados a llevarlo todo al plano físico y material, somos los que nos complicamos con conceptos, conclusiones e ideas obtenidas en nuestras experiencias pasadas. Para el universo todo es simple y sencillo. Solamente «es».

La palabra «género» significa «crear», «concebir», «producir». En tanto que la palabra «sexo» se limita a una acción fisiológica.

vivirtupresente.com

La palabra «gestación» significa acción de preparar o desarrollar algo, especialmente un sentimiento, una idea o una tendencia individual o colectiva.

Si lo llevamos al método natural, el cual se basa en las cosas simples, podemos decir que esta ley o principio significa preparar o desarrollar una idea o sentimiento en el plano mental que posteriormente será creado, concebido y producido en el plano físico.

Dios es Amor e Inteligencia, Madre y Padre, Negativo y Positivo. ¿Cómo podríamos separar a Dios en femenino o masculino, en hombre o mujer? ¿Cómo podría Dios estar limitado por el tiempo? La mente humana, materialista por enseñanza, es la encargada de la separación material de los elementos y el tiempo. La mente espiritual lo fusiona.

La Ley de Género o Principio de Gestación es extraordinaria. Esta ley se manifiesta físicamente en todos los organismos, como masculino y femenino y expresa lo que conocemos como la creación. Este concepto, en el plano espiritual, es un concepto errado, pues en realidad nada es creado, la ciencia y la teología nos afirman que la energía no se crea ni se destruye, la energía se transforma.

La Ley de Género entra en acción en una mente que separa y divide a través del sexo. También se puede observar en el reino vegetal y mineral, creando el concepto materialista de que todo en el Universo es masculino o femenino ya que ambos necesitan del opuesto para gestar o crear una nueva vida.

Pero si fusionamos esta ley con la Ley o Principio de Causa y Efecto llegamos a la conclusión de que todos nuestros pensamientos e ideas son como semillas espirituales, y toda semilla tiene un periodo de gestación antes de que se manifieste en el mundo exterior. Cuando tenga una idea en su mente, una meta que quiera lograr en este mundo físico donde todo está separado por aquello que llamamos «tiempo», debe transcurrir un proceso necesario para que esta se manifieste en forma física.

Toda meta planteada tiene su tiempo de gestación en nuestra mente. Este tiempo no puede ser violentado. Cuando lo aceleramos o retardamos, nuestra meta no se llega a gestar, por consecuencia, nunca será materializada.

En el plano físico sabemos que todo necesita tiempo para que se desarrollen ciertos ciclos, por ejemplo un bebé regularmente requiere un aproximado de 9 meses para su formación y nacimiento, de la misma manera sabemos que una planta requiere cierto tiempo para que nazca. Las ideas y pensamientos son semillas espirituales que plantamos en nuestra conciencia y que germinarán a su ritmo.

Tome en cuenta que nuestra mente es más fértil que cualquier tierra, por eso cuando sembramos y cuidamos nuestros pensamientos estos crecen y se materializan en el Universo. Posiblemente no conocemos el tiempo de gestación de nuestras metas, pero si nos mantenemos enfocados en ellas, esta crece al igual que un bebé, una planta o cualquier otro organismo en la naturaleza. El universo es abundancia. Si piensas prosperamente, El te dará abundancia de prosperidad. Si piensas que no tienes o algo no es suficiente, El te dará abundancia de escasez.

Todas las formas y procesos que se observan en la naturaleza es la expresión visible del pensamiento, así que si deseas prosperidad, piénselo, siembre la semilla de prosperidad en su mente, si quiere estar siempre saludable, piense en salud. Todo comienza con el pensamiento, así que piense aquello que desee para que se materialice.

Esta ley o principio es mutable ya que dependiendo de la semilla que seas capaz de plantar, será el resultado de tus frutos.

Si quieres recibir más información acerca de nuestros posts…

Subscribete:



Copyright 2019-2020. All rights reserved.

Publicado 6 julio 2020 por Gustavo in category "Sin categoría

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.