febrero 24 2020

TENER CONCIENCIA Y SER CONSCIENTE.

consciente

Cuando das algo de corazón, lo haces sin la intención de obtener nada a cambio. Lo haces solo por el hecho de sentirte bien contigo mismo.

Si das algo esperando obtener una recompensa, lo ofreces desde la mente donde habita tu propio ego. El ego es interesado. El ego compara. Busca beneficios. ¿Y qué pasa cuando esperas algo a cambio y no recibes lo que esperabas? En ese caso sufrimos porque los demás, y volvemos a culpar a otros, no te dan lo que tu ego espera. Es ahí cuando hablamos del sacrificio que hicimos para dar y nos vemos como personas sacrificadas. ¡¡¡Pobrecitos!!!

Al no haber obtenido lo que queríamos, terminamos en un gran resentimiento por haberme sacrificado.

¿Por qué, si yo soy tan bueno que ofrecí lo que tenía, no recibí lo que estaba esperando?… ¿Lo ofreciste o lo negociaste? Si lo negociaste, entonces no creo que seas tan bueno y tan sacrificado ya que tu interés era sacarle partido a eso que estabas «ofreciendo».

Para mi, lo mejor es ofrecer desde el corazón, sin expectativas. Al ofrecerlo desde el corazón, lo haces conscientemente y sin ningún interés. Es a lo que le llamo tener conciencia. esto es algo a lo que no estamos acostumbrados pero podemos comenzar a practicar. Recuerda que la práctica crea el hábito. Así, si recibes algo a cambio, recibirás algo que no esperabas y será otro regalo de Dios.

Ser conscientes es tener la libertad y la responsabilidad de responder a las situaciones diarias sin ser influenciado por nada ni por nadie. Y como lo semejante se atrae, atraerás a tu vida situaciones y personas con un nivel de consciencia similar al tuyo. ¿Te gustaria vivir una vida así?

Si quieres recibir más información sobre nuestros posts…

Subscribete:



Copyright 2019-2020. All rights reserved.

Publicado 24 febrero 2020 por Gustavo in category "Sin categoría

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.