agosto 3

UN REGALO DE DIOS.

vivirtupresente.com

¡¡¡Somos un regalo de Dios!!!

Viendo una serie documental acerca de Los Bull de Chicago y Michael Jordan (el as del baloncesto profesional) escuché algo que cito textualmente:

«La mayoría de las personas viven con miedo porque proyectan el pasado al futuro. Michael es un místico. Siempre fue él…»

«…Su don no era saltar alto, correr rápido o encestar el balón… Su don era que estaba completamente presente y eso hacía la diferencia…»

«…El gran error de muchos jugadores talentosos es pensar en el fracaso… Michael decía: ¿Por qué debo de pensar en fallar un tiro que aún no he hecho?…»

Así trato de vivir mi presente. Pensando en hoy.

Siempre trato de buscar el lado bueno de las cosas que “supuestamente” son malas.

Ejemplo: Este covid19 ha hecho que disfrute mi casa, mi familia y mis amigos,… No tengo que preocuparme porque mañana tengo que trabajar. Tampoco tengo que preocuparme porque se me están acabando las “vacaciones”. En realidad, no sé cuándo comenzaré a trabajar de nuevo ni cuándo se acabarán mis vacaciones. Solo disfruto lo que tengo hoy. Mañana… Ya veré que hago.

No siempre las cosas terminan como uno espera. Esa frase la he escuchado tanto que llegué a hacerla parte de mi vida, hasta el momento que me dí cuenta y comprendí que una acción o forma de vivir se puede transformar y cambiar. Entonces cuando las cosas no terminan como yo espero, me pregunto:

-Si esta situación continúa  por siempre, ¿qué debo hacer o quién debo ser para tener paz?

Nos enfocamos en lo que no queremos ver y es lo que más vemos. ¿Por qué?

Vivimos en un universo quántico. Todo es medible. Todo es material. Lo material es resultado de algo. Una de las leyes naturales se pone de manifiesto en este caso y es la ley de causa y efecto. El resultado es el efecto de una causa. La causa es lo que provoca ese resultado. Y si en este mundo todo es quántico (causa y efecto), ¿dónde más que en nosotros mismos se encuentra la causa?

Revisa cada paso que das en esta vida, cada pensamiento, cada palabra que sale de tu boca y verás donde está la causa de la vida que llevas.

Imagínese a sí mismo como un gran regalo. Recuerda que tú eres un regalo de Dios.

El mundo es cíclico. El final de algo es el principio de algo nuevo. El universo es abundancia. Si crees que no te lo mereces, te dará abundancia de no merecer. Lo mismo ocurre si crees que todo lo que está a tu alrededor y todo lo que ocurre en tu vida es resultado de tus acciones. Te mereces lo mejor. Piensa en lo que realmente quieres y ve a por ello.

Vivimos en el presente y presente es sinónimo de regalo. Nuestro presente es un regalo de Dios para ti. Él  lo pone ahí para ti. Tú tienes las herramientas para transformarlo a tu gusto.  La diferencia entre creer y crear es de solo una letra. Cree fielmente en ti. Quiérete. Date golpecitos en tu espalda y siéntete orgulloso de ser poderoso y grande. Todo lo que tienes a tu alrededor es producto de tus acciones. Tú lo has creado. Eres poderoso. Puedes crear lo que quieras con el solo hecho de creer fielmente que es posible. Sin dudas. Todo lo que te ocurre depende de ti.

Cuando quieres obtener algo que es malo, o cuando realmente, con todas tus fuerzas le deseas mal a algo o alguien, encuentras la manera de conseguirlo. Siempre existe alguna posibilidad de obtener lo que quieres. Si eres capaz de obtener cosas que son negativas para ti y para tu vida, eres capaz de obtener todo lo que quieras.

Cambiando tu forma de pensar.

Lo que piensas es la semilla de la acción. Si piensas que algo malo puede ocurrir, no verás las opciones buenas porque estás buscando lo malo. Esa acción crea un hábito. Te acostumbras a pensar así. Los hábitos moldean el carácter y nuestro carácter crea nuestro destino.

Las decisiones sabias no se toman con la mente. Se toman con el corazón. Todo a nuestro alrededor le hemos puesto conceptualmente un nombre. Pero es solo un nombre y un significado. El mundo trabaja por obligación. Vivimos una vida de aburrimiento. Esperando el fin de semana porque el resto de la semana hacemos lo que odiamos y eso no es bueno. Por eso es poca la gente feliz que encuentras en el mundo. La ciencia lo ha demostrado, somos energía, no nos creamos ni nos destruimos. Solo nos transformamos. Si la vida nos trae soledad, debemos saber aprovecharla al máximo. Date la posibilidad de ser feliz aquí y ahora.

¿Por qué vivir con preocupaciones, angustias y miedos?

¿Qué esperas de la vida?

Merezco y soy digno de ser amado.

Sonrío y la vida me sonríe.

Para llegar a la cima tienes que empezar por la falda de la colina.

Nunca nadie se arrepiente de ser valiente.

Si quieres recibir más información sobre nuestros posts…

Subscribete:



Copyright 2019-2020. All rights reserved.

Publicado 3 agosto 2020 por Gustavo in category "Sin categoría

2 COMMENTS :

    1. By Gustavo (Autor del artículo) on

      Hola Julio:

      La reflección es algo que debemos retomar todos día a día. Muchas veces vamos por la vida sin saber a dónde vamos. Ponemos nuestro cuerpo en «piloto automático». Lo bello de la vida es disfrutar hoy. Sin pasado y sin futuro. Solo hoy. ¡¡¡Es tan simple la vida!!!

      Saludos y Suerte

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.